Paisajes del Romanticismo musical: lo Infinito desciende a la partitura

Hoy traemos esta referencia para nuestro Tetraedro con letras.

Trata de lo sublime si es que lo sublime no es inefable.

Debiera serlo.

Bastaría con abrazar su imagen entre los ojos y conversar amigablemente con su resonancia 🎼🎶🔉🔊🎵

en el tímpano de la catedral auditiva 👂sin que el pabellón auricular se resienta del silencio largamente gestado.

Resulta imposible estar al tanto de todo cuanto se publica en un panorama editorial abarrotado de novedades. Que se publiquen y vendan –pero sobre todo que se lean– libros es una buena noticia. Pero a un lector medio le es sencillamente imposible estar al tanto de todo cuanto sale al mercado. Por eso son tan […]

Paisajes del Romanticismo musical: lo Infinito desciende a la partitura

Publicado por tretaextravagante

DIVERGENTE de ajetreo mundanal que cuestiona, inquiere, inquieta o crea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: